VIVIR DESAPEGADO

VIVIR DESAPEGADO

“Al desprenderme de la necesidad de arreglar mi vida, el universo me brinda abundancia”.

Deepak Chopra.

Si eres capaz de mirar atrás con amor, quiere decir que has podido sanar el pasado y ahora puedes vivir el momento presente con ganas y mucha ilusión. Tu propósito de vida lo puedes encontrar, aunque tu vida esté un poco revuelta. Sin embargo, será mucho más fácil hacerlo todo desde la calma y la serenidad.

En 2.° de la ESO tenía un examen de inglés que debía pasar para aprobar la asignatura y llegar “limpio” a 3.° de la ESO. En el trimestre anterior había aprobado muy justo todos los exámenes y estaba un poco nervioso porque no sabía cómo me iría. Literalmente estaba temblando de nervios y miedo cuando nos pusieron el examen sobre la mesa. Solo cuando hice unas profundas respiraciones pude relajarme. Hice cada ejercicio a conciencia y concentrado, dando lo mejor de mí. El resultado final fue que saqué un 7.83. Este ha sido uno de los mejores exámenes que he hecho.

Mucho después, en mayo del 2018, me presenté a un concurso de televisión de preguntas y respuestas en la cadena autonómica de ses Illes Balears. La primera vez que participé llegué a la final tres de los cinco días. Pero no gané ninguna final. ¿Por qué fue eso? Pues, me ponía muy nervioso y siempre me quedaba atascado en la última pregunta que era la que me podía ayudar a llevarme el premio.

Después de un largo periodo pensando en porqué siempre me quedaba en las puertas de conseguir todas las cosas, decidí contratar a mi mentor y con él aprendí la ley del desapego, en la que dice que tienes que tomar acción con lo que quieres pero que tienes que desvincularte del resultado de la acción. Este principio me costaba bastante porque era de las personas que estaba súper apegado al resultado. A raíz de trabajar el desapego en mí empecé a fluir mucho más y nuevas oportunidades surgieron.

Esta ley dice que para adquirir cualquier cosa debemos renunciar a nuestro apego al objetivo. Esto no significa que renuncies a tus deseos. Simplemente renuncias al interés por el resultado. Tan pronto como renuncias a este aspecto, y lo combinas con la intención concentrada y el desapego, se acaba consiguiendo lo que deseas. Se puede conseguir cualquier cosa siempre y cuando te desapegues del resultado y confíes en el proceso.

En diciembre del 2018 me llamaron de nuevo del concurso de televisión para ir a un programa especial de ex concursantes. Me planté en la final del concurso y gané el premio sin fallar ninguna respuesta. Verás, he aprendido que llevar una vida tranquila tomando pequeñas acciones diarias hacía lo que quieres, disfrutando del camino, hará que a largo plazo puedas vivir el estilo de vida que quieres para ti.

Deja un comentario